Blogia
César Ayala

Kimota!

Alan Moore es el Stanley Kubrick del cómic. No suele repetir géneros, detallista hasta el infinito y bastante polémico... y un genio.

Recientemente me he podido leer Miracleman, una serie  de la que cuando fue editada en España, sólo me pude hacer con unos numeros y poco más (pero el más polémico, el del parto, lo tengo, y el uno, también) y la verdad, era bastante crío.

Pero si en aquellos años me impactó un tanto aquellos cómics de superhéroes tan... diferentes, ahora que me he leído los 16 números guionizados por Alan Moore (los mejores) y los 8 de Neil Gaiman (buenos pero no tanto), realmente me ha sorprendido muchisimo.

Miracleman es "Como ve Alan Moore a Superman". Bueno, y al Capitán Marvel. En definitiva, es la visión de Moore de esos superhéroes realmente poderosos, capaces de cambiar el mundo en nada.

La historia, comienza con un periodista, Michael Moran, que tiene pesadillas, sueños extraños y una palabra en la punta de la lengua. En una manifestación en una central nuclear, un grupo terrorista le toma de rehén y cuando la cosa está a punto de desmadrarse, Moran recupera esa palabra: Kimota.

Y se transforma en Miracleman, un superhéroe muy poderoso con poderes similares a Superman. A partir de ahí, comienza la vida de Moran-Miracleman junto a su esposa.

En el segundo número ya aparece el que fuera Kid Miracleman, que se convertirá en la archinémesis de Miracleman (y mucho más poderoso, ha tenido 20 años para dominar sus poderes) y más adelante, aparecera el Dr. Gargunza, archienemigo de MM en los 50 y que resulta tiene un papel mucho mayor de lo que se pensaba...

La verdad es que Miracleman tiene un esquema muy típico. Hombre normal que se transforma en superhombre (ejem), el amigo dle pasado que es ahora un enemigo (ejem), descubrimiento del origen REAL del personaje, viaje estelar, extraterrestres, creación de un supergrupo... pero el que lo hace es Moore.

Y la verdad es que Miracleman, a pesar de ser un cómic de los 80 se conserva (como todos los cómics de Moore) a la perfección. Y realmente tiene mucha fuerza. La historia, es sólida como una roca, los personajes muy muy interesantes y tiene unos giros argumentales que te dejan con la boca abierta.

Pero a mi personalmente lo que más me ha gustado es la batalla final de los últimos números de la etapa Moore (luego lo cogería Neil Gaiman y le daría ese toque personal tan Gaiman...).

Kid Miracleman se ha liberado, y ha tenido varias horas para arrasar Londres. Y las escenas que aparecen en el cómic son realmente crueles y duras. Cuerdas hechas de intestinos, cadaveres clavados en las agujas del big beng, lluvias de brazos y manos, un tablero de ajedrez cubierto de pechos femeninos (blancos y negros...) en fin, aún hoy, en el que supuestamente estamos "tan a vueltas de todo" tiene una fuerza enorme y es bastante horripilante. Y en mitad de ese infierno, aparecen Miracleman y sus compañeros.

A partir de ahí, transcurre la que considero una de las mejores peleas de superhéroes que he leído nunca. Realmente épica, con superhéroes desatados llendo a por todas (cuando ves como lanzan el banco de inglaterra al supervillano... sabes que van en serio, y eso es sólo el principio) y un malo que es que es MALO de verdad. Es decir, es el ideal platónico de pelea de superhéroes. Blanco absoluto contra Negro absoluto, y en juego el destino de la creación. Una de esas cosas que dices "Ostia!" cuando las lees. Huelga decir que mueren superhéroes allí, Moore no se anda con remilgos. Pero cuando lo lees, lo primero es que no estas seguro en absoluto de que los buenos (que una cosa  quede clara: Miracleman es bueno. Muy bueno. Un tipo excepcional, el summun de los valores morales positivos) vayan a salvar el día. Ver como combaten en Londres, después en lo más profundo de la fosa de las marianas y finalmente en Londres de nuevo, sería indescriptible, pero Moore lo logra.

Y vaya si lo logra. Pero esa pelea no es el eje de toda la historia, que como todas las historias de Moore, tiene muchos ejes. Uno de ellos es la hija de Miracleman con la esposa de Moran. Naturalmente, la niña sale con más poderes que una navaja suiza y el detective marciano juntos, y a medida que va pasando el tiempo, la relación entre madre e hija va empeorando, Liz Moran no puede adaptarse a Miracleman y a esa hija que ha parido, por lo que acaba marchándose y en el final de la serie... rogándole a Miracleman que salga de su vida destrozada.

 En definitiva: es un cómic grandioso. Por desgracia hacerse con él fuera del mundo del P2P es imposible y/o carísimo.

El problema, la razón por la que la serie nunca pudo "acabar" son los derechos de autor. Alan Moore tenía parte de los derechos (el 30%), hizo los 16 numeros de Miracleman (que podrían haber sido toda la serie sin ningún problema) y después le dio su porcentaje de los derechos a Neil Gaiman (algo muy habitual de Moore, hace lo suyo y luego deja que otro continue como le de la gana). Miracleman lo editaba Eclipse, pero de lo que haría Neil Gaiman (18 números divididos en ciclos de 3) solo pudo hacer 8. Eclipse se fue al garete del todo y ya no había medios para publicar aquello. Todd Mcfarlane (en aquel tiempo Gaiman y Moore le habían ayudado en Spawn) se hace con los derechos de Eclipse y de repente, la publicación de Miracleman se vuelve realmente confusa. La cuestión es que al comprar Eclipse y todos sus personajes, Mcfarlane también poseía parte de Miracleman, pero Gaiman, Mcfarlane y los otros poseedores de lso derechos no pudieron ponerse de acuerdo para nada.... en fin, buscad en Wikipedia Miracleman y enteraos.

Pero recientemente he estado indagando y parece que hay luz al final del túnel. Los juicios han acabado dando la razón a Gaiman, por lo qué este podrá volver a publicar cosas de Miracleman (he leído algo sobre un tomo recopilatorio... yumm yumm).

Mientras tanto, solo me queda recomendar fervientemente la lectura de este pedazo de cómic como la copa de un pino.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

ApopsyUnolo -

Sorry admin - my post is test
1234
http://123mygoogle123.com
[url=http://123mygoogle123.com]1234[/url]

ujuuffuukffu -

seo Непоисковое продвижение сайта - это один из способов немедленно донести до потенциального клиента нужную информацию о товаре/услуге. Большой опыт в непоисковом продвижении сайтов позволяет говорить о том, что работа с высоко посещаемыми Медиа-группа IQB, обладающая большим опытом создания и продвижения сайтов, предлагает Вам воспользоваться услугами по оптимизации сайта, которые позволят Вашему интернет-проекту занять лидирующие позиции в результатах поиска российских и [url=http://seo-miheeff.ru]SEO[/url] Наша компания занимается активным продвижением сайтов, в рекламном интернет пространстве. С нами вы получите максимальный эффект от своих инвестиций в интернет -маркетинг, результат не заставит себя долго ждать поисковая оптимизация сайта http://seo-miheeff.ru Рамблер

CP -

Ojala hicieran una pelicula, y asi podriamos disfrutar de una reedición de buena calidad.

PD: Eso si, que miedo daría la pelicula. XD

denis -

Son muy buenos, yo he leido casi todo y es genial. KIMOTA!!.
Una pena que algunos comics sean REALMENTE de una minoria. Aqui en España fue publicado por Eclipse a la vez que SCOUT, os la recomiendo, muy, muy buena, de Timoty Truman (quiza le conozcais por su Hawkworld).
Otra gran serie fue, Lost Planet, una miniserie muy completa,con un dibujo muy exquisito.

Quiza algun dia se reedite en España, aunque francamente lo dudo. Todo sea que a alguien se le ocurra hacer la pelicula, mira lo que paso con V de Vendetta...

cnn -

Por lo que cuentas, parece una mezcla entre "Shazam!" y "The Authority", no?

Cauchemar -

Efectivamente.. un peaso de comic.. yo tengo casi todos los de la etapa moore :)

(impresionante los bicivoladores XDDDD)

Kano -

Ciertamente. Desde que lo comentaste, llevo buscando los comics, y unicamente he podido encontrar uno, gastado, sucio...

Javier Albizu -

En un principio habia un acuerdo entre Gaiman y Macfarlane por el cual este ultimo le cederia los derechos de Miracleman a cambio de los numeros que gionizo Gaiman para Spawn.
Pero luego el amigo Todd se retracto (despues de los numeros publicados) y paso de darle los derechos (no solo eso, sino que para tocar aun mas las narices saco algun personaje \"similar\" a Miracleman en sus comics.
Asi que ahora los dos son muy amigos, y se dicen las cosas a traves de sus abogaos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres