Blogia
César Ayala

Mecago en la madre de todos ellos

De mis vecinos vamos. Años y años aguantando a un montón de chusma. La verdad es que los que me conocen y son de Santander ya saben lo que tengo con mis vecinos. Pero como los que leéis el blog no, pues allá vamos.

Considero que el tener que convivir con vecinos es uno de los mayores tormentos de la vida moderna. Naturalmente, cada vez que digo algo de esto, la mayoría de la gente me da la razón. Sus vecinos también son hijos de puta. Pero yo siempre suelo ganar a cantidad de hijos de puta por milimetro cuadrado.
Vale, lo admito, hay un par de ellos que son buena gente. Pero coño, es que por un puñado (no deben ser ni 3) tengo que cargar con las otras 29 puertas de escoria humana.

Familias numerosas de salvajes que se dedican a aporrearlo todo. Las hijas de algunas de mis vecinas, se dedican, mientras esperan al ascensor, a dar ostias A LAS PAREDES de la escalera. Coño, eso no es muy normal (y menos mal que la mayor tiene a lo sumo 12 años). Luego estan los bricocabrones. ¿Que mejor momento para pasar LA PUTA ENCERADORA que las siete y media d ela mañana del sabado? ¿Es que hay algo más hermoso? Y esos taladros. Pero porqué, PORQUÉ LOS DOMINGOS a las ocho de la mañana. Que yo tolero una obra normal, vale, pero es que hombre de dios, LLEVAMOS 27 AÑOS DE TALADRO Y ENCERADORA Y SIERRAS.

La puerta de al lado de mi casita es de alquiler. Ha pasado toda clase de gente. Me acuerdo de un (hijoputa como no) que daba de ostias a la parienta. Al final la cosa acabo con la parienta en mi casa y la policia. En fin. Luego, vinieron otros que estos al menos eran mas sanos. Se pasaban el dia follando. Naturalmente, yo que era tierno infante, creí que era otro que le daba zapatilla a la mujer, mi madre cuando la llamé me dijo que no, que no pasaba nada. Luego ya ha habido de todo un poco. Ladrones, gente que se va sin pagar, estudiantes variados. En fin, dentro de lo que cabe, seres humanos. Una excepción.

Lo más triste de todo, es la extrema ruindad, si, ruindad de la gente. De puertas para afuera tol mundo e güeno que decía el summers, pero la convivencia es devastadora. Mucho peor que la familia.

Porqué la familia, en fin, es la familia y llegado un momento, te puedes largar. Librarse de los vecinos que son como la familia pero viendoles el careto todos los putos días, cuesta hoy en día, decenas y decenas de millones. Encima, no hay nada en los genes que haga como con la familia "es uqe mamá es así" o similares. Es a quemarropa, a dolor. Ves al hijoputa como es.

Creo que gran parte de mi asco hacia la gente, viene precisamente de tener que aguantar a mis vecinos. Joder, si tuviera una casa - casa donde vivir con mis padres y estuviera separado de mis vecinos por gruesos muros y una valla (electrificada), seguro que sería más tolerante. Pero es que esto de los apartamentos y pisos es un infierno.

Yo en mi casa suelo bajar a los recados (algo hay que hacer coño, que curro en casita). Y he de reconocer que intento encontrar el horario en el que sea más díficil encontrarme con alguien. Particularmente horrible son esos cristos de niños que vuelven del colegio, asilvestrados, salvajes, surgidos de la jungla. Cuando están solos se comportan porqué saben que les puedes ostiar y nadie les creerá. "Señora, como voy a patearle yo el estomago a su niño? Eso ha sido un matón del colegio, que el crio le tiene miedo y se inventa esto" pero cuando están con sus padres, auténticos hijos de puta ya adultos, saben que pueden hacer lo que les salga de los cojones. Dar a la puta alarmita, ostias a paredes, lo que se tercie.

 Y bueno, que decir de volver a casa y ver como alguno de los borrachos cabrones se ha meado en el ascensor. Bueno.... no habré visto eso veces. Lo malo es que ya son años y años, y ya es normal, te acostumbras.

 Pero vive dios, que si algún día me forró con unos euromillones o lo que sea, saco de alli a mi familia, alquilo y compró todo lo que pueda del edificio y lo lleno de las tribus de gitanos más chungas que encuentre. Les regalo los pisos, a condición de que lleven cabra, organillo, abuelo, guitarra y les regalo 50 cajas de vino. Previa condición POR SUPUESTO de que se celebren una media de 2 bodas gitanas al mes. También les pagaría 5 años de abogados. De allí no les iban a sacar ni pa dios.

Dios, iba a ser maravilloso. Es lo que me comforta los fines de semana cuando mi sueño -ya preparado para soportar toda clase de estruendos repentinos- se ve interrumpido por la enesima cabronada que se inventan. Pero ya me llegará el turno ya. Ya me llegará.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

mikel -

los niños-mono de mis vecinos no hacen mas que correr y saltar por mi techo a cualquier hora del dia o de la noche...

espero con ilusion el dia que aterricen con su puto careto de simio en un radiador y tengan que salir corriendo a urgencias a recomponerles la dentadura pero mientras tanto, me veo obligado a dormir con tapones en los oidos

Jose Manuel -

HOla, este comentario no tiene que ver con el post, solo es una peticion, y es que el link para bajarse los capitulos de biciovoladores estan mal y yo al final no pude escuchar ninguno, te agradeceria que los pusieras otra vez o decirme como podria descargarlos. Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Minesottaman -

Pues imaginate un servidor que trabaja de noche y, claro, no le queda más remedio que dormir por el día. Lo de dormir es un decir... ¿Y la hoguera? No estaría mal una hermosa fogata a la luz de la luna... con esa mierda de música que me pone mi vecino "el troglo" como banda sonora. Lo triste, con lo que a mí me gusta la música, es que al final voy a tener que darle la razón a Napoleón cuando decía que... "la música es el menos molesto de los ruidos".

alalalal -

son todos unos putos loko se la re comen todos loko

cnn -

Lo de pagarles 5 años de abogados, tiene su punto

XDDD
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres