Blogia
César Ayala

Hace ya un año...

... que comencé a trabajar en lo de los videojuegos (¡viva yo!) y hace ya unos buenos meses que tenía el blog abandonado (menos los vegetarianos, esos no lo abandonarán nunca). Bueno, la verdad es que ha sido pura vagancia. Sé que lo normal en estos casos es decir que he tenido un viaje de iniciación que me ha hecho redescubrirme a mi mismo, etc,etc. Bueno, pues no ha sido el caso. La verdad es que en estos meses no ha pasado demasiado digno de mención. Lo de siempre vamos, currar, jugar al rol, darle caña al World of Warcraft, leer algunos cómics y pista.

Un amigo se divorcia (al parecer, ya que ha habido varias falsas alarmas), y otro me ha invitado a su boda. He de decir que lleva viviendo con su mujer varios años, tienen un hijo y todo. Ella va ir de blanco a la boda (por la iglesia por supuesto) y su hijo va a llevar las arras. En fin, menos mal que es una boda de amigo y allí me reuniré con unos cuantos más de la vieja banda. Además la boda es en Santander capital y la comida también, un lujo del que pocas veces se puede disfrutar. De todas formas me parece un acto de mala educación (considero que las invitaciones a bodas, bautizos y comuniones son actos de mala educación) de la más baja estofa, casarse a estas alturas por mero afán recaudatorio (es que ni la DGT!) es de una hipocresía monumental. Encima por la iglesia, ah, como recuerdo esos discursos anticlericales y que habría que quemar a los curas que me daba... la feliz pareja.

Por lo demás, el negocio de los videojuegos va sobre ruedas (es que no puedo decir otra cosa), cada día es una confirmación de la razón que tenía al dejar los ordenadores.

Y no quiero dejar esta entrada sin comentar un acto de ruindad y de cutrez (dos de las cosas que más me tocan las narices en la vida) que presencié, con estos ojitos que me dio el niño dios, en Pamplona.

Yo tengo amigos (bueno, conocidos más bien) en la capital Navarra y fui allí a pasar el fin de semana, a gorronear casa y todo eso. Y en un momento dado, se hizo una cena (pero no de casados) en la que fue gente. Como eso de cocinar no era para nosotros (pudiendo pagar para que me la traigan a casa...). Un grupo de gente pidió al sitio A (irrelevante, pero que conste que yo era del A) y otros a una pizzeria.

La conversación que discurría entre el deportivo que se había comprado uno, el BMW del otro (para luego vestir como unos putos tirados, parecíamos los de Me llamo Earl), las amplias cuotas de poder que manejaban, y la opresión del obrero ante la vileza del empresario y la explotación que sufre el currante cuando de repente se dieron cuenta de que el repartidor ya llegaba tarde.

Madre de dios, que circo. "Ya verás cuando venga" "Yo esto no lo pago" "Es una vergüenza lo de los idiotas de los repartidores estos". Señores, la vergüenza ajena es una de las peores cosas que se puede sentir (otra es sentirse la causa de la vergüenza ajena de los demás) y yo personalmente no sabía donde meterme. Dios mío, existía la posibilidad de que las pizzas que habían pedido... ¡llegasen tarde! Vamos, que montaron un piquete para recibir al repartidor, de dos pares de narices. Todo ello con grandes soflamas y circo redundante. Yo, repito, estaba avergonzado de que esa gente, que hablaba de coches que se habían comprado que pasaban de 30.000 euros sin mucho problema, ahora estuviera montando eso. Es que realmente ese tipo de cosas me llegan, que queréis que os diga. Pero LO MEJOR de todo es que cuando llegó el repartidor (las pizzas todavía estaban calientes, que conste) y se pusieron farrucos... el tío se desentendió del problema, les dijo que llamasen a su jefe y en absoluto se sintió impresionado por ver al casting de Me llamo Earl imprecarle (lo cual por otro lado, es bastante lógico). Al final, pagaron las pizzas y se callaron la boca, para gran regocijo de la gente que había pedido la cena al otro lado, ya que pudimos desplegar toda nuestra mordacidad sobre los heroicos y valerosos discursionistas (gente que da discursos mientras hace excursiones por el país de la piruleta) que habían sido achantados por un pizzero, que tenía toda la razón (moral) del mundo.

Pizzero 1 - Pijos mal vestidos de Pamplona 0

En fin, a ver si ahora mantengo un ritmo de artículos en el blog más activo ;)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

susana -

Sorry, olvidé deciros el nombre de la web. Es este www.cenapara6.com

susana -

Hola, soy Susana. Suelo leer con regularidad las noticias que publicáis en vuestro blog, y la verdad es que algunas despiertan mi curiosidad.

Conozco una página web que es bastante nueva donde puedes conocer a gente con tus mismas aficiones, aficiones como las de este foro.
Es esta : solteros Ya me contareis si os ha gustado.

anticristianos -

Pásale ésto a los vegetarianos:

http://www.youtube.com/watch?v=sK5j1TDUBQc

jajaja joder en serio, ya tengo ganas de probarlo!! Estos vegetarianos mucho lloriqueo por los animalitos pero bien que arrancan y se comen a las pobres lechugas.

No abandones el blog, estaba muy bien. Saludos.

cnn -

1 año sin actualizar, macho

Kano -

Y casi otro que no publicas. Coño ya!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Anónimo -

Yo estaba alli.
Y esta vez coincido plenamente con Cesar, la situación era abochornante para los que no formabamos "el pikete"

Pablo -

Lo peor de todo es que esta gente es la típica que se queja de la especulación, pero en cuanto tienen la posibilidad, también se ponen ellos a especular y sacarse dinero. Como si los demás no cometieran errores en sus trabajos, pero claro, en este caso, el del repartidor, queda más patente por llegar tarde. La gente es una intolerante y muy boba hoy en día.

F. Agenjo -

Te sorprendería lo que la gente con dinero hace por ahorrarse 15 céntimos.

He aprendido que, cuando una persona con dinero va a un bar, al recoger el cambio, muchas veces no deja ni un céntimo (luego se monta sus pajas y justificaciones).

En cambio, la gente sin tanto dinero, ni tanto BMW, los obreritos, asumen que es una tradición y una promesa de buen servicio.

Y cosas mucho peores.

No se debe generalizar, pero sí que creo que es una tendencia habitual.

Nunca fue más cierta la frase echa de: "por eso tienen dinero".

cnn -

Ya sé q esto ya pasó, pero no puedo resistir la tentación.

Por qué no soy vegetariano
http://biblioweb.sindominio.net/escepticos/vegetarianismo.html

Hay q echar un poco de ***carnaza***, q esta esto muy parado ultimamente

:pppp

F.F. -

Pero Ep-paña es asín. Cuando se quemó el Windsor acabé hasta la polla de encontrarme en cada autobús con el Ché Guevara, Zapata, Mao, Jesucristo y Juana de Arco, bramando por las injusticias, y que esto no podía seguir así, etc. Y luego todo sigue igual que siempre. Lo que tiene cojones es que la gente proteste porque la ciudad se colapse cuando la culpa no es de los políticos (al menos no directamente), pero se comulgue con ruedas de molino a diario...
Y ya era hora de que dejaras de comer doritos y te pusieras a escribir, so vago.

Kano -

Buff... eso es algo de lo mas común. Yo he visto a gente de lo mas reaccionaría, que hace unos años eran comunistas convencidos, cuyos familiares directos habían sido amigos de la pasionaria, defender con uñas y dientes al PP. O intelectualoides gafapasteros con las venas a punto de explotar y la cara roja gritando "gooooooooool", cuando siempre te repiten que a ellos el futbol.. buagh. O defensores de la interpretación y los juegos de rol psicologicos hacerse un barbaro.

Que parece ser que lo de tener ideas y seguirlas no es lo mismo X-D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres