Blogia
César Ayala

Al fin s'acabó.

Bueno, el domingo acabamos como estaba previsto la campaña. De nuevo el personaje de Félix fue la baja del grupo (madre mia) y es que los hay con mala suerte pero lo suyo ya empieza a ser preocupante. Que le vamos a hacer.

Como viene siendo habitual, el recuento de bajas fue totalmente espectacular. De todos los PNJs importantes "con nombre" que había en la campaña, solo quedaron vivos Saris, Príncipe del Loto y el Rocío de Sharuun (impresionante, este tipo estaba bendecido por el dios del rol... le salio ¡todo!) y contra todo pronóstico, Groktar, el oruk sin clan. De la gente "común" que habían conocido (los que trabajaron en la taberna que compraron y que siguieron con ellos) solo quedaron vivos Best, una camarera y Presto, el perro. El resto murieron. Tom Tom, antiguo campeón de gladiadores de Puerto Hallis que se escondía como un camarero murió en el combate con la fatalidad (y era nivel 20 el tio!), Ruby se suicidó para que el Verdugo no la pudiera sacar información (después el Verdugo mató al hijo de Best y empezaron las ostias con Tom Tom), Horton el cocinero ya había muerto, su hijo murió en el ataque a la ciudad y Jaffa la otra camarera también.
Therolt el Implacable fue desintegrado por la Fatalidad al poco de empezar. Después de todo, su vida era hacer justicia en la ciudad, pero ya no queda mucha ciudad.
Jevicca Norr también murió partida en dos y no solo eso, sino que su hija de 9 años también murió al consumirse mientras invocaba a un elemental. La madre de Jevicca, se ha vuelto loca. La historia de la Torre de Porcelana acabó ese día, nunca será reconstruida y todo su legado se convirtió en pasto de las llamas.
Huillam - Mazish Nezim: este tipo era el personaje dramático - cabrón por antonomasia. No sobrevivió al combate con la Fatalidad, que le explotara su arma familiar en la cara (lo único que realmente le quedaba ya) era demasiado.
El Verdugo. El auténtico cabrón, murió después del combate. Pero no a manos de los jugadores, fue Best la que de un virotazo por la espalda vengó a su hijo y a sus amigos (no quiero saber los px que tuvo que tener). Pero si no hubiera sido por él, no habrían podido acabar con la Fatalidad. Un tipo capaz de hacer más de 500 de daño en un turno (esos criticos con la guadaaaaña) era algo a tener en cuenta.

Y bueno, más o menos eso fueron todos. Una carnicería vamos, y lo mejor de todo es que REALMENTE, los jugadores... ¿que lograron?
Erûndale fue en busca de información sobre un lugar de poder y solo ha conseguido unas meras sospechas, frases con demasiados sentidos y poco más. Thenalis le maldijo con sueños felices.
Gunëhar lo que más quería en el mundo era matar canalizadores, que para algo tenía la clase prestigio para ello, y se acabó enterando que en su pasado fue uno de los mayores sirvientes del Hechicero de la Sombra. Un mago bastante poderoso, que no sabe muy bien como acabo conviviendo con unos pescadores y especializándose en matar canalizadores. De hecho hubo un momento durante recordó su pasado, pero al instante pidió volver a olvidarlo todo. Se quedó con el pelo blanco de la impresión, la única persona en la que confiaba Huillam resultó que le había mentido desde el principio.
Que decir de Zhiro, de buen corazón. Murió en un manicomio abandonado de un golpe de vardatch que le abrió el cráneo en dos.
Por otro lado, Karag, el tipo que tampoco sabía quién era ni nada de si mismo. Salvó a una parturienta junto a Best en el ataque a la ciudad, pero la Fatalidad lo aniquiló como si nada.
Dran Torene, el personaje de uno de los que viene poco, se encuentra con que es un mercenario que le debe la vida a un tipo que ha muerto y no tiene ningún fin ya en esta vida.
Hettar Fetuk, el asesino con sueños de realeza... bueno, es otro de los que viene poco, asi que también se va de la ciudad sin saber nada de nada.

¿Y que queda detrás de ellos?
Una ciudad gobernada para la Sombra en nombre de un supuesto noble rebelde colaboracionista hechicero, pero que nunca ha quedado demostrado que sea ninguna de esas cosas (lo que SI ha quedado demostrado es que es un superviviente nato).
La ciudad de Sharuun yace en ruinas, la mayoría de sus 80.000 habitantes han muerto o huído. Sariss logró ser príncipe por el simple hecho de que era el único noble vivo. Y otra cosa no, pero Jahzir de la Sombra es un rey que le gusta que las ciudades las gobiernen NOBLES.
El sumo legado de la región, Mazish Nezim, ha desaparecido. Thuron el Sumo Legado del templo de la ciudad murió. Y gran parte de los legados de la ciudad también fueron asesinados o murieron.
Así que se podría decir que una de las cosas que les dijo la Fatalidad es cierta: "Luchando contra mi no salváis a esta ciudad". También dijo muchas otras cosas, algunas mentiras y otras verdades como templos. Por ejemplo, que todo el mundo la culpaba a ella de sus desgracias pero que nunca se acordaban de ella cuando las desgracias de los demás les beneficiaban. A eso lo llamaban "Suerte" o "Alegría".
Una de las frases que mejor me quedaron fue la que le dijo la Fatalidad a Erûndale, un personaje con la senda de afortunado: "Tus alegrías son sus desgracías, su pena tu suerte."

Pero claro, uno no iba a dejar que todo acabará con la muerte de la Fatalidad (que ella mismo predijo al decirles que ni ella misma podía escapar de su naturaleza). Jahzir llegó a la ciudad para ver que había pasado (en realidad, lo había visto todo, pero como nada de lo que pasaba le perjudicaba, sino todo lo contrario... mejor que mejor). Y vió allí a los supervivientes PJ (un puñado de tipos ostiados hasta decir basta). Le preguntó a Best quién era ese bebé que llevaba... y esta le dijo (pensando que lo iba a salvar) que era su hija.
A lo cual, Jahzir contestó que ya que era su hija, le diera de mamar. Si no lo hacía, es que no era su madre, por lo que le habría mentido a su rey.
Bueno, pues con lágrimas como puños y rogando entre dientes, Best se sacó un pecho lo acerco a la boca de la niña... y la niña lloró y de los pechos de Best manó leche.

Ahora los jugadores se han ido con Matías, un gnomo contrabandista. Y se han ido dos elfos de las nieves (más duros que una bota congelada), un cazador de magos ostiado hasta decir basta (y del que nadie se fía) y un Oruk que sencillamente, nadie tiene pelotas para echarlo. Atrás queda una montaña de cadáveres en una ciudad ardiendo.

Una de las cosas que me ha gustado de las muertes de Zhiro y de Karag (los personajes de Félix) es que crean cierta sensación de "destino" que tenían que cumplir un papel. Es decir, Zhiro fue el que más empeño puso en que a la gente de la taberna no la tenían que dejar tirada y abogó por darles un lugar en la mansión a la que iban ellos a servir. También fue uno de los que más pesado se puso en que al manicomio tenían que ir todos. Y allí se encontraron a Karag, un tipo que no sabía nada de quién era y porque estaba allí, pero que era capaz de viajar por las sombras. Zhiro murió en el manicomio y eso marcó a Karag, que vió como un tipo que no le caía nada bien moría allí mismo.
Karag realmente no tendría porque haber hecho nada contra la Fatalidad, consideraba que la mayoría de la gente de la ciudad (todos los que no eran rebeldes activos) eran colaboracionistas que debían morir. Plantaban cosechas para alimentar los ejércitos enemigos, forjaban sus armas... vamos que si les arrasaban a todos no habría pasado nada. Pero se encontró con Best (que acababa de ver morir a su hijo a manos del Verdugo) que llevaba a una parturienta, no había tiempo, el bebe iba a nacer allí mismo. Así que busco una casa abandonada y allí se quedo el bueno de Karag en la puerta, a defender a la parturienta, porque (como también decía Zhiro) "El niño todavía no es culpable de nada". Allí se quedo, tuvó que luchar pero al final, la niña nació sana. Por desgracia, las complicaciones del parto obligaron a Best a hacer una cesárea... y en una casa abandonada en una ciudad en llamas con gritos de muerte y destrucción, pues higiénico, higiénico y seguro no fue. La madre (de la que ninguno sabía el nombre) murió.
Poco después, Karag también murió. Pero es curioso como queda una sensación de que "cumplieron su destino". Zhiro fue uno de los artífices de que Best siguiera con ellos y uno de los que liberó a Karag, una vez hecho esto, murió. Este, mayormente un cabrón medio loco, para que engañarnos, salvó a la madre de la niña y la ayudó a venir al mundo. Una vez hecho esto, murió. Y ahora Best es la que cuida de la niña (junto al resto de PJs) de camino a la siguiente parte de la campaña.
La verdad es que el mensaje que se puede sacar, es que menudo hijoputa el destino. Las acciones bondadosas van y te las pagan con una muerte horrible.
Pero claro, esto es Midnight. Nadie te asegura que por ser buena persona te vayan a dar objetos mágicos y recompensas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Kano -

Joder, que envidia. Que lastima estar tan lejos para poder quedar a jugar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres