Blogia
César Ayala

Regala un momento Kármico

Muchas veces nos encontramos con que llega el cumpleaños de una fémina a la que conocemos y es muy díficil hacerla un regalo, por lo que muchas veces se tiende a lo cutrón y se queda mal.
El Momento Kármico es un regalo ideal y de demostrada eficacia. Mayormente se trata de que en el día del cumpleaños de la susodicha, el mayor número de hombres (la conozcan o no) se masturben pensando en ella y teniéndola como eje. Para las que esten dubitativas, deciros amigas mías, que la masturbación masculina requiere bastante concentración y no vale cualquier imagen, por lo tanto ha de tomarse como un regalo y como todo un piropo. Podéis comprobar mis palabras viendo que los hombres solo nos masturbamos con las imagenes (o videos) de mujeres hermosas, al menos los que no son ya unos pervertidos graves.
Pero la función del momento kármico no es solo piropear a la mujer en cuestión (repito que masturbarse no es tan fácil como pueda parecer) que deberá sentirse honrada porque cientos (puede que miles) de hombres la utilicen como fantasía sexual en lugar de sus habituales.
No, el momento kármico también hace que la vida de la receptora mejore.

Me baso en dos ejemplos reales:
1- Grant Morrison guionista de los invisibles pidió en su web que como la colección de Los Invisibles iba fatal de ventas, para darle un empujón se organizase un momento kármico. Se hizo y la colección no solo se salvo, sino que aumento de ventas. (El concepto de momento karmico lo inauguró Morrison).
2- Una amiga de Pamplona que ahora vive en los Madriles y de la que no dire su nombre (ya lo hara otro probablemente) como regalo de cumpleaños recibio un momento kármico de jóvenes de Barcelona, Madrid, Santander y Pamplona. Costo un dinero en llamadas, pero se organizó y se hizo. Bien, trabajaba en Antena 3 y cuando llegaron las vacas flacas de los despidos, ella no sufrió nada, y que yo sepa, allí sigue.

Por lo tanto, no os sintáis mal. Y si alguna de las (escasas) mujeres que leen esto se siente ofendida, que piense que diría su novio/amigo/conocido de turno si le dijeran "Oye manolo, ¿Que pensarías si cientos, puede que miles, de mujeres se masturbaran el día de tu cumpleaños pensando en ti y solamente en ti?"
Probablemente, de la emoción no diría nada pero una lagrimilla de alegría se le escaparía y se podría ver el auténtico rostro de la felicidad en su cara.

Además, el momento kármico no es algo de un hombre a una mujer, de mujer a hombre también funciona y con cualquier otra combinación sexual casi también (en algunos casos puede que no, la realidad es muy dura a veces) por lo que siempre se puede llegar a una fiesta de cumpleaños y relatar el regalo en cuestión, que sin duda animará la fiesta. Particularmente impresionante puede ser el momento kármico en bodas (en primeras comuniones y bautizos mejor que no por aquello de ser algo repugnante y despreciable) cuando se informe a los contrayentes de que en lugar de dinero o una tele de plasma, has convencido a 467 tios que se hagan un buen pajote a salud de la novia.
De hecho se pueden generar momentos kármicos por muchos motivos ¿agobiada por los examenes? ¿Te ves gorda? ¿Ningún hombre te hace caso? nada que no se pueda arreglar.

En fin un regalo que no deja indiferente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

R sensato -

La portada del disco Intensive Care de Robbie Williams esta diseñada por Grant Morrison para crear otro momento Karmico. Miedo

Verzobias -

Miedo me da tomarme algo contigo en las proximas CLN, no sea que te de por karmizarme o algo asina.

Jodo, como las gastais en el norte...

Monty -

Esto es en serio césar?
Por diox... como sois los cantabrones ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres